Noticias

Cursos Internacionales de la Universidad salva el tipo gracias a la formación virtual

La gaceta de Salamanca 7/04/2020

Con 1.400 alumnos matriculados en los programas de español que ha readaptado al formato virtual y tiene trabajando al 100% de la plantilla

Renovarse o morir, dice el refranero popular y no le falta razón. En la situación actual de crisis las empresas tienen que buscar alternativas para sobrevivir. Así lo ha hecho Cursos Internacionales, la sociedad de la Universidad de Salamanca centrada en la enseñanza de español a extranjeros. Cuando allá por el mes de enero China cerró sus fronteras y confinó a sus ciudadanos, el consejero delegado de Cursos Internacionales, José Miguel Sánchez Llorente, se temió lo peor y más aún cuando luego la situación se extendió a Italia y a España, pero había una vía de salvación: la enseñanza online, y está funcionando.

“Hasta hoy no hemos cancelado ni un curso. No hemos parado, está toda la plantilla trabajando al 100%, tanto profesores como administración, porque hay que mover a los alumnos. Nos hemos tenido que reinventar todos: profesorado, administración, evaluación, I+D+i, programas, grupos... Todos estamos trabajando al 100% y algo más”, asegura José Miguel Sánchez Llorente, que destaca la gran labor de toda la plantilla, formándose de un día para otro en el programa de videoconferencias que están utilizando para impartir las clases en el mismo horario que tendrían si se estuviesen celebrando en Salamanca y aprovechando, además, las herramientas de la enseñanza virtual.

En concreto, ahora mismo están recibiendo sus clases de forma telemática los alumnos que empezaron sus clases a finales de enero del programa modular de primavera, del business, de un curso específico para estudiantes chinos y de varios centros americanos. En total, 391 matriculados. Además, tal y como estaba previsto, el 1 de abril comenzaron su formación 202 alumnos que hacían un trimestral hasta mediados de junio. Y a todos ellos se suman los 800 docentes que se apuntaron a un curso de una semana ofertado para los profesores de español que están en el extranjero dentro de la colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Casi 1.400 estudiantes de lugares tan diferentes como Estados Unidos, Japón, China, Noruega y Kazajstán.